Para promociones, negocios y colaboración, o para cualquier consulta personal, puedes contactarnos llenando este formulario: 

SUSCRÍBETE

Suscríbete y recibe en tu correo todas las novedades

  • Facebook - Círculo Negro
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube
  • Faundez Profesional

Mondaca: Una Barbería con historia

Los hermanos Mondaca mantienen el exitoso negocio que su padre fundó en 1968.



De las siete personas que trabajan en la Barbería Mondaca, la única que no luce una frondosa barba es Marión Mellado. Bueno, si fuese bien barbada sería una suerte de publicidad aleatoria para la barbería. Pero no la necesitan. Marión, una chica muy joven, es toda sonrisas, amabilidad y el adecuado toque femenino en un escenario viril. ¡Pero cuidado… maneja muy bien la navaja!


En la Barbería Mondaca son hinchas de la navaja.

“-Trabajamos con navajas de acero en cabello y en barba, no con porta Gillette, porque la navaja se transforma en la prolongación de la mano" – afirma Diego Mondaca, que hace de cabeza en la empresa.”

Diego, el hermano mayor, y Rubén Mondaca, son los herederos de una tradición que comenzó hace cincuenta años con Rubén Mondaca Hernández, quien falleció hace doce años, y harto de menos que se le echa, dice Diego. La historia de esta exitosa barbería se

remonta al siglo pasado, cuando en 1968 Rubén Mondaca Hernández decidió instalarla. En

aquel tiempo las barbas florecían tanto o más que hoy, constituían una especie de símbolo de una juventud que deseaba cambiar el mundo.

Rubén Mondaca, el viejo, tuvo una visión que iba más allá de su propia vida. Fue capaz de

visualizar lo que vendría, y que hoy es realidad.



Ya para entonces su padre se había instalado en el local que mantienen hasta hoy,

en Luis Thayer Ojeda 0119. Es un sitio amplio, bien iluminado; en una pared numerosas páginas de periódicos dan cuenta de la historia del negocio y de sus éxitos. Se escucha música alegre.


“-Yo empecé a trabajar con mi padre en 1998, Rubén el 2005" –dice Diego.

-Somos bien rockeros, le damos estilo al asunto con la barba; así logramos mezclar dos de

nuestras pasiones, el rock y la barbería –cuenta Rubén. Y Diego agrega: -No solamente tenemos música, también somos músicos; tocamos guitarra, tenemos una banda, grabamos nuestros discos. Nos dedicamos a la música de forma semiprofesional.


En Mondaca se atiende solamente a varones, para barba y corte de pelo; y es necesario

pedir hora previamente. La demanda es mucha. Y no es cuestión de suerte, su posición se la han ganado con esfuerzo y trabajo serio.


-Mi padre decía: Mientras más trabajo, más suerte tengo. Aprendimos de él, somos realistas, apegados a nuestras raíces. Ni Rubén ni yo empezamos a trabajar en la barbería de nuestro padre, porque él no quería que llegáramos por ser hijos del propietario, sino por nuestra capacidad, que debíamos demostrar en terreno neutral.


-Ahora las barberías están de moda – dice Rubén-, y parece que la moda capilar tiene para rato, pero cuando decante van a quedar los mejores. Nosotros tenemos para cincuenta años más.

Se muestran orgullosos de la camaradería que reina, no solo con el público sino entre

nosotros. Hemos logrado ser familia de verdad. Hay otros dos hermanos trabajando aquí, Andrés y José Valdebenito. El equipo lo completan Carlos y Francisco. ¡Ah, y por supuesto Marión Mellado! La única que no luce una frondosa barba en el local.




98 vistas